R-C1/33-1-13/9 Serrano

La vigilancia en las proximidades de Casas Viejas se hizo intensa durante las horas que siguieron a los acontecimientos. Un carro sirve de atalaya improvisada a este guardia de asalto al acecho de cualquier movimiento.

Descargar: 79 Kb